parar-celulitis

Se acerca el verano, dile adiós a la celulitis

La celulitis es, sin lugar a dudas, uno de los problemas estéticos que más preocupa a las mujeres. Descubre en este post qué es, los tipos que existen y cómo prevenirla y tratarla.

Estamos en plena primavera, aunque el tiempo parezca empeñarse en decirnos lo contrario y tarde o temprano, el sol y el calor empezarán a ganar protagonismo. Llegado este momento dejamos atrás los abrigos y la ropa larga y es cuando empieza a asomarse un problema que durante el invierno estaba oculto: la celulitis.

Y es que la celulitis no es, ni mucho menos, algo banal, ya que en mayor o menor medida llega a afectar a cerca del 90% de las mujeres en alguna etapa de su vida.

Aunque fundamentalmente es un problema de índole estética, en algunas ocasiones puede derivar en problemas de salud.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es un desorden de tipo funcional y estético producido por la acumulación de tejido adiposo en forma de nódulos o cúmulos de líquido, grasa y toxinas dentro del tejido subcutáneo, dando a la piel ese aspecto denominado ‘piel de naranja‘ por los hoyuelos que se forman en la misma.

La celulitis afecta fundamentalmente a las mujeres y se da sobre todo en algunas partes concretas del cuerpo como los muslos, los glúteos y las caderas.

Como decíamos, la celulitis llega a afectar a casi todas las mujeres en algún momento de su vida, siendo el componente hormonal un factor clave en formación, debido a los estrógenos, razón por la cual apenas afecta a los hombres.

Debido precisamente a este factor hormonal, se suele dar con mayor frecuencia en determinados momentos de la vida de la mujer como durante la pubertad, en el embarazo o en la pre-menopausia.

Aparte de este inevitable factor hormonal, también influye por supuesto la herencia y otros factores externos como el sedentarismo, una alimentación inadecuada, el tabaquismo, el estrés físico y emocional o el abuso en el consumo de café y de bebidas alcohólicas.

celulitis

Piel de naranja

Tipos de celulitis

No toda la celulitis es igual y en concreto, podemos hablar de 3 tipologías fundamentales:

  1. Celulitis blanda: Como su nombre indica, es blanda al tacto, hace que la piel presente un aspecto como ondulado y se da sobre todo en en la parte superior de las piernas y de los brazos. Los 3 factores principales en su aparición son la edad, un incremento del peso y la falta de tono físico por falta de actividad física.
  2. Celulitis dura: En este caso la piel presenta un aspecto más terso y es cuando tiene el típico aspecto de piel de naranja. Se da sobre todo en adolescentes y mujeres jóvenes, siendo normalmente la primera manifestación de la celulitis.
  3. Celulitis edematosa: Esta tipología da a la piel un aspecto como pastoso y se da sobre todo en las piernas, debido a problemas circulatorios y a la retención de líquidos. Puede llegar a ser dolorosa y es la más difícil de tratar, aunque por suerte es también la menos frecuente.
celulitis-dura-tipos

Celulitis dura

¿Cómo luchar contra la celulitis?

Aunque según lo que has podido leer en este post, ya sea por una razón o por otra, tengas muchas papeletas para que te toque sufrirla en algún momento, la celulitis se puede prevenir y tratar.

Para ello, todos los expertos coinciden en una combinación de estas acciones:

    • Alimentación: Llevar en tu día a día una dieta sana y equilibrada es clave. Que en ella no falten nunca las frutas y las verduras, limitando el consumo de grasas, sobre todo las saturadas y además bebiendo un par de litros de agua diarios.
    • Ejercicio físico: Puedes optar por el gimnasio, por la natación, el running, la bicicleta… o
      ejercicio

      Ejercicio

      símplemente haz el esfuerzo de caminar 45 minutos cada día. Lo importante es que te muevas, de esta forma consumes calorías, mantienes los músculos tonificados y favoreces la circulación.

    • No estar mucho tiempo sentada o, en tal caso, si lo tienes que hacer por motivos de tu trabajo, cambiar de posición regularmente.
    • Cambia el café por el té: El café no está prohibido, pero debes limitar su consumo, ya que es vasoconstrictor, impidiendo una buena oxigenación de los tejidos y la circulación de la sangre por las articulaciones. Una buena idea es sustituir su consumo por el de infusiones, siendo la mejor de ellas el té verde.
    • Cuidado con el alcohol: No es que no puedas tomarte un vaso de vino o una caña de vez en cuando, pero el abuso en el consumo de alcohol, aparte de otros problemas, favorece la retención de líquidos y por lo tanto la celulitis.
    • Adiós al tabaco: Creo que sobra recordar los múltiples perjuicios del tabaco en nuestra salud y en la de quienes nos rodean, pero en lo referente a la celulitis, también es un factor importante porque al igual que el café, es vasoconstrictor.
    • Cremas anticelutícas: Por suerte la dermoestética avanza y hoy en día existen muchos y muy buenos productos para el tratamiento de la celulitis. Una recomendación a la hora de usar una crema celulítica para que funcione mejor es exfoliar previamente la piel, para que se absorba mejor por esta y aplicarla con un buen masaje para una mejor penetración.

Hasta aquí este post donde nos hemos acercado a un problema tan común y que tanto preocupa a las mujeres como es la celulitis, esperamos que os haya servido y os ayude ¡stop a la celulitis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *