factores-caida-pelo

Sobre la caída del cabello

No cabe ninguna duda que la caída del cabello es una de las principales preocupaciones tanto de los hombres como de las mujeres. Nos acercamos en este post a los principales factores que influyen en la caída.

La caída del cabello trae de cabeza, nunca mejor dicho, cada día a hombres y mujeres de todo el mundo y es algo que además, afecta a personas de muy diferentes edades.

Hay que decir que, como medía, una persona adulta puede tener entre 80.000 y 120.000 pelos en su cabellera, de los cuales en torno a un 10% están en fase de caída, llamada técnicamente telogen.

¿Qué queremos decir con esto? Pues que es normal que se caiga el pelo, de hecho como medía perdemos entre 80 y 100 pelos diarios, por lo que no es cuestión de hacerse el harakiri porque se nos caigan unos pelos al lavabo cuando nos estemos peinando…

En todo caso, si que debemos tener en cuenta que existen algunos factores que pueden favorecer la pérdida de pelo y que también hay acciones que al contrario podemos realizar para fortalecerlo y prevenir dicha caída.

Factores que influyen en la caída del cabello

Época del año

Existen determinadas épocas del año en la que el cabello se cae más de lo normal, lo que se denomina ‘caída estacional’.

En concreto el mes de otoño es el que la mayoría de los expertos consideran que es cuanto más de produce esta caída.

¿Por qué? Pues porque durante el verano nuestro pelo sufre mucho por las altas temperaturas, el agua del mar y de las piscinas, los rayos del sol… y luego llega el otoño con el cambio drástico que supone y es ahí cuando el cabello se cae un poco más de lo normal.

caida-cabello-otoño

Caída de pelo estacional

Factor genético o hereditario

En la caída del cabello también influye mucho la herencia, sobre todo cuando hablamos de problemas de alopecia y calvicie, donde hasta el 99% de los casos tienen una clara influencia hereditaria y hormonal.

Y cuando decimos hormonal, es porque la calvicie más frecuente es la de tipo androgenético, derivada de los andrógenos  (hormonas masculinas), por lo que si eres hombre y tu padre está calvo, piensa que seguramente tu también acabes sin pelo tarde o temprano.

Déficits nutricionales

Nuestra alimentación también influye en la caída del pelo y así por ejemplo, la poca ingesta de proteínas puede favorecer esta pérdida superior a lo normal, por lo que la carne, el pescado y los huevos no deben faltar en tu dieta.

Otro factor clave en la caída del pelo es la anemia, es decir el déficit de hierro, que afecta al 10% de las mujeres de entre 20 y 50 años, lo cual no es poco. Si con la dieta no es suficiente para compensar esta carencia se puede recurrir a suplementos de hierro que venden en cualquier farmacia.

Y por último el déficit en la vitamina B, también favorece la caída del pelo, por lo que debemos consumir alimentos ricos en esta vitamina como pescados azules, lácteos, carne de cerdo, cereales u hortalizas.

Embarazo y postparto

Los cambios hormonales que sufre la mujer tanto durante el embarazo como una vez ya ha nacido el bebé, pueden causar también una caía de pelo mayor a la normal a la mujer, aunque en este caso, pasados unos meses, el cabello recupera su volumen natural.

embarazo-caida-pelo

Caída de pelo y embarazo

Estrés emocional

Si notas que de repente se te empieza a caer el cabello y estás en ese momento sufriendo algún tipo de estrés emocional, no lo dudes, casi seguro que esta sea la causa de esa caída.

Y es que el estrés que podemos sufrir a causa de un accidente o enfermedad, en nuestro trabajo, por los exámenes si eres estudiante, etc. es un factor determinante en la caída del pelo.

Uso de productos inadecuados

Otra de las principales causas que pueden provocar la caída del cabello es el uso de forma regulas de productos inadecuados para el lavado o tratamiento de nuestro cabello.

En este caso podemos hablar tanto de champús, como acondicionadores, tintes, mascarillas… es decir, cualquier producto cosmético que entre en contacto directo con nuestro pelo y que si no elegimos el adecuado puede dañarlo y por lo tanto provocar finalmente su caída.

Y es que aparte de tener en cuenta tu tipo de cabello, debes también usar productos de calidad contrastada y seguros para tu pelo, ya que muchas veces lo barato sale muy caro.

Planchas y secadores

El uso de secadores y planchas de pelo es algo muy habitual, sobre todo entre las mujeres y es algo que también puede dañar mucho nuestro pelo y favorecer su caída.

Y es que este tipo de aparatos eléctricos, no hace sino actuar sobre nuestro pelo a unas temperaturas a las que no está habituado, dañando su estructura, resecándolo y debilitándolo.

Secador-pelo

Uso de secador

Pérdida de peso repentina

Una pérdida de peso repentina y acentuada, ya haya sido buscada a través de una dieta o simplemente como consecuencia de algún accidente o enfermedad, causa un estrés físico, entra cuyas consecuencias está la caída de pelo.

La caída de pelo es muy frecuente en personas con trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia, debido a que el organismo nota la carencia de vitaminas y minerales por esa alimentación deficiente.

Así que si están pensado perder unos kilos de cara al verano, cuidado, es recomendable hacerlo bajo supervisión médica o de un nutricionista, con una dieta variada y equilibrada y combinando con ejercicio físico.

Algunos medicamentos

Igual notas que se te cae el cabello y no te encuentras en ninguna de las situaciones anteriormente descritas… ¿que pasa entonces?

Pues hay un último factor que también puede favorecer su caída y es el consumo de algunos medicamentos, entre cuyos efectos secundarios se puede encontrar este.

Algunos ansiolíticos, los anticoagulantes o incluso medicamentos tan comunes como el ibuprofeno puede provocar la caída del pelo, por lo que si notas que se te cae el pelo y te estás medicando, revisa el prospecto del mismo o consulta con tu médico o farmacéutico.

¿Cómo prevenir la caída del cabello?

Pues tan sencillo y tan complicado como coger todos los factores que hemos descrito anteriormente como influyentes en la caída y darles la vuelta.

Es decir, llevar una dieta equilibrada, usar productos adecuados para el tratamiento y lavado del pelo, no abusar del uso de planchas y secadores, evitar el estrés físico y emocional…

Y si hay factores que no puedes controlar como el hereditario o si estás embarazada, pues consulta con un experto para que te recomiende algún complemento alimenticio o producto específico para prevenir la caída, que lo hay y muy buenos.

Hasta aquí el post de hoy que esperamos os haya gustado y para finalizar deciros que si símplemente por las propias características de vuestro pelo, se ve con poco volumen y no crece todo lo que os gustaría, nuestras extensiones de pelo natural os pueden ayudar en un determinado momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *