pies-perfectos

Trucos para lucir unos pies perfectos

Los pies son una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre y de la que, por desgracia, menos nos ocupamos. Descubre en este post como puedes lucir unos pies perfectos.

Llega el buen tiempo, el sol se impone a las nubes, la temperatura sube cada día y es entonces cuando empezamos a aparcar el calzado cerrado y damos paso a las sandalias dejando a la vista nuestros pies pero… ¿como lucir unos pies perfectos?

La realidad es que cuando de cuidados y de tratamientos de belleza hablamos, los pies parece que quedan siempre relegados a un segundo plano y no les prestamos la misma atención que, por ejemplo, al rostro o a las manos.

Es cierto que la naturaleza nos ha dado unos pies fuertes y resistentes, pero ello no significa que no debamos cuidarlos y no sólo ya porque ahora los mostramos con la llegada del buen tiempo, sino también por salud.

pies-cuidados

Pies bonitos

Principales problemas de los pies

Los pies son, sin lugar a dudas, una de las partes de nuestro cuerpo que más sufren, y es que soportan todo nuestro peso, nos llevan de un lado a otro, sufren el roce del calzado y se resienten cuando hacemos deporte…

Por lo tanto, resulta evidente que debemos protegerlos y cuidarlos para evitar que sufran diversos problemas, estos son los problemas de los pies más comunes (dejando a un lado algunas enfermedades y lesiones de los pies):

  • Sequedad: Sin duda el problema más común y el principal obstáculo para lucir unos pies perfectos es la sequedad y es que como en toda nuestra piel, la hidratación es la clave.
  • Durezas: Asociado también a la sequedad, tenemos las durezas, un problema muy común en los pies y que se da sobre todo en la zona de los talones, que se pueden llegar a cuartear.
  • Hiperqueratosis: En la misma línea que las durezas, la hiperqueratosis no es otra cosa sino el engrosamiento de la piel causado por la acumulación excesiva de queratina en algunas zonas.
  • Hongos: Los hongos son microorganismos que conviven de forma natural con nosotros y que proliferan ante un exceso de humedad, dando lugar a enrojecimiento y picor en la zona. Si eres de los que no se seca bien los pies al salir de la ducha o va descalzo en piscinas y duchas públicas, seguro que ya los has conocido…
  • Callosidades: Los callos o callosidades son muy comunes en los pies y consisten en un engrosamiento y endurecimiento de la piel. No son sino un mecanismo de defensa de nuestros pies frente al uso de calzado inadecuado por la fricción constante en algunas zonas.
  • Ampollas: Pies + calzado + calor = ampollas. Esta es una ecuación que nunca falla y que casi todo el mundo sufre en verano, sobre todo practicando deporte o en largas caminatas.
  • Uñero: El uñero es un problema bastante molesto y doloroso que se produce cuando la uña se encarna dando lugar a una inflamación en la zona que puede llegar incluso a infectarse.
  • Olor en los pies: Y finalmente no podemos obviar otro problema muy común que es el olor de los pies, algo muy obvio y en la mayoría de los casos evitable con unas pautas sencillas.
durezas-pies

Durezas

Trucos para lucir unos pies perfectos

Ahora que ya sabes los principales problemas a los que puedes enfrentarte si no prestas atención a tus pies, vamos a darte ya una serie de trucos y rutinas para tener unos pies perfectos y que de gusto mirar:

  1. Higiene diaria: Aparte de la ducha, en épocas calurosas como esta, deberías lavar tus pies cuando los notes sudorosos y acalorados, siendo un buen truco los contrastes de agua fría y caliente para mejorar la circulación en los mismos y dejarlos relajados.
  2. Hidratación: Si cuando sales de la ducha te hechas crema hidratante por tus brazos, piernas, espalda… ¿por que te olvidas de los pies? Además es conveniente que tengas dentro de tu kit de aseo una crema de pies específica, que aparte de hidratar, relaja los pies y tienen componentes desodorantes.
  3. Corte de uñas: Ten precaución a la hora de cortar las uñas de tus pues, porque si no puede que luego crezcan hacia los lados y se incrusten en la piel, dando lugar a los uñeros.
  4. Stop hongos: Cuando salgas de la ducha o de darte un baño, seca bien tus pies, también entre los dedos. También debes evitar andar descalzo en vestuarios, piscinas, duchas o saunas.
  5. Pie de atleta: El pie de atleta supone la proliferación de un hongo en la piel de los pies por un exceso de humedad en los mismos. Se llama pie de atleta, porque muchas veces se asocia al uso de calzado deportivo de forma continuada sin estar bien seco del sudor.
  6. Calzado deportivo:  Si vas a practicar algún deporte usa un calzado adecuado. Por ejemplo, si vas a salir a correr, usa unas buenas zapatillas de running y no esas tan bonitas que tienes de sport pero en absoluto preparadas para la práctica deportiva. Si no, el resultado pueden ser rozaduras, esguinces y hasta una fascitis plantar si no tienen una correcta amortiguación.
  7. Las chanclas para la piscina: Resulta sorprendente como durante el verano te encuentras por la ciudad a chicos y chicas «maqueados» y luego con chanclas de calzado. Vamos a ver, para vestir y caminar están las sandalias, las chanclas son para la piscina o para la playa. Y ya no por moda, sino porque las chanclas no agarran el pie y no tienen casi suela con el consiguiente riesgo de lesiones.
  8. Luce tus uñas: Si te cortas con esmero, limas y pintas las uñas de tus manos… ¿por que no hacerlo también con las de los pies? Ya que muestras los pies en verano, ¡que luzcan!
pies-lucidos

Pies lucidos

Hasta aquí nuestro post de hoy donde hemos dado el merecido homenaje a nuestros grandes olvidados, los pies.

¡Así que aplicaros el cuento y a cuidarlos mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *